UNDÉCIMA SEMANA. LA RUPTURA DE LA FIGURACIÓN TRADICIONAL POR EL MOVIMIENTO.

Las obras de Bellini, Ribera, Derain, Braque y Duchamp muestran la secuencia de descomposición de la figuración pictórica establecida en el Quattrocento. La figura, claramente diferenciada del fondo, pierde sus perfiles mediante cierta utilización de la luz y el color. Finalmente, con el Cubismo Analítico, la figura se descoyunta y sus piezas se desplazan hasta plantearse el movimento, como muestra el Desnudo de Duchamp.

Una secuencia similar, que afecta igualmente al concepto de Unidad de la obra, acontece en el ámbito de la arquitectura. De la metáfora del organismo que subyace en la  Villa Rotonda de Palladio se pasa al concepto de composición en el tratado de Durand. Ahora el edificio ya no persigue la unidad orgánica sino que se compone a partir de ciertas piezas dadas, y gracias a un sistema de ejes y cuadrículas por donde las piezas de partida se desplazan. El término composición posibilita el término contrario: descomposición que es la operación que Rietveld desarrolla en la casa Schröder gracias a la influencia del Cubismo Analítico. Con Ghery la arquitectura se concibe como una forma compleja generada por figuras simples que se desplazan y se transforman, lo mismo que ocurre en el Desnudo de Duchamp.

En la “trastienda” del arte renacentista aparecen los bocetos -en este caso de Miguel Ángel- que muestran la verdadera manera como las obras son concebidas más allá de su hierático aspecto final. En ellos se aprecia la tarea exploratoria del artista gracias a una mano que se mueve y tantea posibles configuraciones.

En los dibujos de Leonardo el movimiento de la mano se adecúa al movimiento propio de los asuntos que analiza con el dibujo, como las explosiones o las tormentas.

Con las Vanguardias del Siglo XX se reconoce el valor de la trastienda de las obras y los bocetos son vistos tambien como obras acabadas. Como ya pasaba con Miguel Ángel y Leonardo, la vitalidad del gesto se muestra como la manera adecuada para acometer los asuntos en movimiento. Debajo: la diferencia entre la rígida manera como Rubens acomete el Laocoonte y la ágil manera de Giacometti.

La fotografía permite apropiarse del movimiento y sustituir la visión estática y metafísica de lo real por una visión dinámica y cambiante.

El Futurismo, con Boccioni y Balla entre otros, consagra la movilidad como el paradigma de la Era de la Máquina.

Debajo: recopilación de los trabajos de la semana. Se comienza realizando dibujos de la modelo en reposo. En estos primeros dibujos se prepara la abstracción a través del movimiento de la mano y de la geometrización de la figura. Despues al movimiento de la mano se suma el movimiento de la modelo para alcanzar un mayor grado de abstracción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s